¿Es la moda un espacio selecto para las modelos de portada? ¿Tenemos que aspirar a ser como las y los fashion bloggers? ¿Vestir bien es vestir caro? Los estereotipos y las rígidas estructuras estéticas nos hacen olvidar que la moda –en un sentido mucho más amplio- es un espacio social, uno de los espacios primordial para el proceso de performance.

Todos los días pensamos en la moda: Nos preguntamos qué nos pondremos para trabajar, qué usaremos para estar cómodas en casa, qué vestiremos para esa cena especial, incluso para hacer deporte, ir a la clase de yoga o si es necesario sacarse el pijama para ir a comprar el pan. Aunque no todas lo hagamos de manera consciente siempre nos cuestionamos para qué o para quién nos vestimos.

Hace unos meses, llegó a mis manos un libro que considero básico para entender la moda. No se trata de un fashion book, es decir, no es un libro producido por la misma industria de la moda, con los must do or do not que muchas veces solo refuerzan estereotipos. “Women in clothes” de Sheila Heti, Heidi Julavits, Leanne Shapton y Mary Mann es un libro donde se recopilan más de 600 testimonios de mujeres sobre su forma de vestir, voces diversas que cuentan acerca del acto de vestir de forma íntima y emotiva, evocando memorias, reafirmando creencias o canalizando creatividad.

Luego de leerlo, me quedó claro que hasta entonces solo veía la moda desde el lado de la industria. Me hizo recordar que la moda es parte de la vida de todo aquel ser humano que se vista en las mañanas, sin importar su cuerpo, ideología, etnia o género. Cada lectora y lector puede hacer suyo alguno de estos testimonios o propuestas, desde la candidez de Milena Rosa, de cinco años de edad, y su sencillo pero sincero testimonio sobre aquello que le parecía bonito o feo al vestirse, a la experiencia artística de Miranda July que fotografió a 6 personas intercambiando los outfits de unas con las otras.

towearornottowear

También podemos acercarnos a la moda desde la lente de la industria, a través de la sesión fotográfica titulada “Posturing” por el fotógrafo Gus Powell con Zosia Mamet, actriz conocida por su rol de Shoshana Shapiro en la serie Girls, como modelo. Despojada del glamour de las prendas de las grandes revistas de moda y catálogos comerciales, Mamet replica las poses más emblemáticas de modelos que fueron fotografiadas para famosas revistas de moda o catálogos de venta, con un sencillo polo y unas leggings negras. Así también, desde el extremo opuesto, una experiencia muy personal fue leer el testimonio de las compradoras compulsivas, sobre la ansiedad por las compras, un espacio que para mí es de liberación y un tema del que no hablamos mucho, por temor a ser consideradas frívolas.

“Women in Clothes” es un libro que se inició con el deseo de una de las autoras de vestirse mejor. Sin embargo, en su producción, ellas descubrieron que cada mujer se viste diferente y que es esa diferencia la que alimenta el mundo de la moda. Más allá de la industria, la moda es uno de los grandes medios para expresarnos. Esto quiere decir que aunque la industria de la moda ejerce una influencia, sus reglas no son mandatos sagrados que hay que seguir al pie de la letra. Esto es lo que deberíamos tener en mente cada mañana al vestirnos: ¿Qué quiero decir hoy? Yo pienso que es momento de tomar conciencia de la forma propia de vestir y reafirmarse al respecto, fashionista o no, siempre que sea un sentido fiel a lo que deseamos expresar, le estaremos dando un sentido a la moda en nuestras vidas.

País y año: Reino Unido, 2014

Editorial:  Blue Rider Press, Penguin UK, S. Fischer Verlag

Páginas: 515

Precio: 20.13 dólares

Página web: http://www.womeninclothes.com/

Instagram: womeninclothes

 


Gráfica por Estefani Campana

 

Comentarios