Muy probablemente, alguna vez, todas hayamos querido tener una mejor amiga. Aquella con la que amamos las mismas cosas. Aquella que odia lo mismo que nosotras. Aquella con la que compramos un par de collares iguales con un grabado de “BFF”. Aquella a quien contarle nuestros secretos. Aquella que ve el mundo desde una lupa parecida. Aquella a la que le contamos que seremos madres o que hemos decidido no serlo. Aquella que guarda nuestros secretos. Una mejor amiga puede ser una amiga del colegio, una de la universidad, una del barrio, alguien de la familia, tu tía, tu mamá, tu hermana, tu vecina, tu abuela, alguien al otro lado del mundo, al otro lado de una pantalla o en la carpeta de al lado. Una mejor amiga puede serlo desde hace años y para siempre, o solo el tiempo necesario.

La diseñadora y malquerida habitual Romanet Silva Torres nos quiere hablar de eso en su primera exposición a la que le puso “Las chicas”, que inaugura el miércoles 13 de marzo en el bar Nuevo Mundo de Miraflores. Se trata de un tributo a la amistad femenina, “a esos lazos lindos que establecemos nosotras para cuidarnos y divertirnos, esa lealtad que nos une casi desde el principio cuando sientes que una chica es tu amiga y se forma esa burbuja bonita de protección y cariño”, dice Romanet.

P: Esta es tu primera exposición. ¿Ha sido intencionado tu énfasis en la mujer o es lo que venías creando hasta ahora?

R: En general, tengo un rollo con lo femenino. Nunca he dibujado hombres, son un poco más difíciles de representar para mí y, además, me resultan un tanto aburridos (hablando de la figura humana en sí). La mayoría de dibujos que hago son más introspectivos, entonces, me dibujo en situaciones que tal vez me resulta difícil de decir, pero que, cuando las dibujo, ya están dichas. Es algo más terapéutico.

P: Eres también diseñadora. ¿Crees que en el diseño como en la ilustración se puede hablar de “una mirada femenina”? 

R: No sé si haya una mirada femenina en sí. Creo que lo femenino es algo más introspectivo y, además, subjetivo. En ese sentido, el diseño gráfico es algo más funcional, no es tan artístico. Más bien, considero que el diseño gráfico es una buena herramienta para poder generar piezas que causen impacto, ya sean afiches, libros, fanzines, etc.

P: ¿Es un buen momento para las mujeres ilustradoras del Perú? ¿Hay espacios para ellas? ¿Interés? ¿Público?

R: De hecho, sí. Creo que una buena plataforma para la ilustración son los fanzines. En las ferias, veo que el 60% ahora son fanzineras. La gran mayoría hablan de lo femenino. Hay gente que piensa que no sabe dibujar y, al ver los fanzines, se anima a hacer uno. Nacen las ganas de volver a tomar un lápiz (como cuando eras niña) y simplemente volcar lo que piensas de la manera que te salga, mucho más visceral. Eso me parece interesante, yo empecé así de hecho.

P: ¿Tienes algún otro proyecto en marcha?

R: Hace un tiempo atrás, me metí a un taller de cerámica y mis dibujos empezaron a tener vida. Creo que eso es algo que me gustaría poder explorar; después, con más tranquilidad. Sin querer saqué dos piezas de ello, una vez más sobre lo femenino. Creo que por haber estado en un colegio católico en donde me reprimían tanto ser mujer, ahora tengo demasiadas cosas que decir.

 


Ilustración por Romanet Silva

 

Comentarios